La fitoterapia una gran alternativa para mejorar nuestro sistema inmune

La fitoterapia es el uso de hierbas, raíces, plantas medicinales, y sus derivados, con finalidades terapéuticas. En la antigüedad, se usaba mucho las plantas para cuidar de la salud, y gracias a ello es que nuestros antepasados gozaban de un buen estado físico hasta una avanzada edad.

Con la llegada de la medicina moderna; si bien es cierto nos ha aportado muchos beneficios para curar enfermedades, también ha hecho que los virus se hagan más resistentes y a nuestro cuerpo más dependiente de antibióticos.

 

 

 

 

Es por ello que hoy por hoy en países de primero mundo, están optando por la fitoterapia y las bondades de las plantas, ya que en las plantas encontramos muchos nutrientes y sustancias activas que nos protegen de agentes externos que pueden llegar a enfermarnos, la ventaja es que en las plantas estos activos son en dosis menores que en los antibióticos actuales, pero con la misma eficiencia y sin generar reacciones secundarias.

Fortalecer el sistema inmune o mejorar nuestras defensas es una preocupación constante en todos nosotros, sobre todo en tiempos como estos, donde vivimos cambios de climas constantes que podrían afectarnos.

La fitoterapia puede ser una herramienta de gran ayuda para fortalecer el sistema inmunológico y frenar así el desarrollo de catarros o infecciones propias que provocan las alergias.

Existen algunas plantas medicinales que ayudan a mejorar nuestro sistema inmune, en esta ocasión te presentamos los beneficios que nos aporta la moringa.

La moringa es un árbol que se puede aprovechar casi en su totalidad, con propiedades nutricionales y medicinales, es una fuente excelente de proteínas, calcio, selenio, vitaminas A, E y C, metionina y cisteína (aminoácidos esenciales). 100g de hojas de Moringa contiene tantas proteínas como un huevo, tanto calcio como un vaso de leche, tanto hierro como 200g de carne de res, tanta vitamina A como en una zanahoria, y tanta vitamina C como en una naranja.

Gracias a todos estos nutrientes la moringa es una fuente valiosa para el apoyo de nuestro sistema inmunológico y prevención para evitar que agentes externos lleguen a nuestro organismo y enfermemos.